Usar Port Forwarding para acceder a tus aplicaciones en Kubernetes

Si has seguido mis últimos artículos, habrás visto que existen varias de formas de acceder a tus aplicaciones desde fuera de Kubernetes. Por resumir, ya llevamos vistas las siguientes:

Hoy le toca el turno al port forwarding que, como su propio nombre indica, se trata de redirigir de un puerto local a otro en un pod. Este tipo, al igual que kubectl proxy es un buen método para depurar aplicaciones.

Crear la redirección con Port forwarding

Para verlo con un ejemplo sencillo, vamos a crear un pod que contenga un blog utilizando Ghost:

kubectl run blog --image=ghost --port=2368

Ahora, para acceder a tu pod a través de port forwarding, debes utilizar el comando kubectl port-forward, el pod al que quieres acceder, el puerto local y el puerto por el cuál el pod está escuchando. En nuestro caso sería:

kubectl port-forward deployment/blog 8000:2368 

Si ahora accedes a http://localhost:8000/ te redirigirá a tu blog.

¡Saludos!